Alcalde

Está aquí: 

Eliferbo Herasme Díaz
Alcalde Municipal de Neiba

Una vida de trabajo y lucha.
El Profesor Eliferbo Herasme Díaz, nace en 1970 en Neyba, sus primeros años los vivió entre el tanque y cerro al medio hijo de familia muy humilde tan grande humildad de esta familia que Eliferbo tenía que ir a la escuela descalzo y sin camisa, esto que para él es un orgullo decirlo porque esta era su realidad, siendo testigos Profesora Santa ya  fallecida, también MaestraPinola.

En 1978 se muda a Neyba con apenas 8 años, reanudando sus estudio en la escuela primaria Arzobispo Valera, su primera Maestra Onelia Subervi, Derba Carvajal y la Profesora Celestes Duval, a su corta edad trabajo para el Sr. José Castillo y Agustina  llevándole su comida al mercado, se desempeñaba como limpiabotas, vendedor dulce y bombones.

Entre 9 y 10 año compra una bicicleta a la cual le sacaba provecho alquilándola   en los momento que vendía bombones, deportista destacado en la disciplina de baloncesto en la cancha Jorge Novoa, testigos presenciales MiguelinRapitéIsmael,José Mercedes  entre otros de esa generación.

Eliferbo, ha sido un fajador toda la vida la pobreza nunca fue una limitante para el ir atrás de su sueños.

Su historia en el área del negocio empieza en el  80-90, donde inicia con préstamos e hipotecas, de igual manera para esa fecha bajaba con una carretilla llena de ropa al mercado muy temprano de la mañana, también se dedico a distribuir ropa en un motor a pueblos aledaños como Tamayo,  todo esto siendo un adolescente.

En 90-2000 se erradico al negocio inmobiliario y compra y venta de motores el cual le permitió superarse y a partir del 2000 entra en el negocio de compra y venta de vehículos de 4 gomas y compra venta.

En el 2008 adquiere su primer camión volteo de 3 metros y al día de hoy por su capacidad de trabajo tiene 4 camiones volteo de 18 metros.

En el 2012 adquiere una Ruta en el sindicato de transporte de pasajero de Neyba-Santo Domingo. Fruto de su esfuerzo y manejo arduo en los negocio prospera de una guagua vieja a una 2015.